martes, 4 de noviembre de 2008

100 veces Borges - Vol. 5



Borges y el escritor Néstor Montenegro van hacia la presentación del libro Díalogos, en diciembre de 1983. Montenegro lo va a buscar en taxi. Como siempre, Borges se sienta en el asiento de adelante. Al llegar, el chofer se niega a cobrarles con lágrimas en los ojos. Y una vez en la calle, Borges le pregunta a Montenegro si el hombre estaba llorando. Al saber que sí, comenta: ·Qué raro que la gente tenga esos sentimientos hacia mí. Será porque soy ciego, estoy viejo y soy poeta".

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails